miércoles, 3 de septiembre de 2008

RESIGNARSE ES SALUD

Hicimos tiempo y fuimos a comer una hamburguesa. Caímos en un restaurante de micro centro, ambientado muy truchamente al estilo egipcio. Con esto figúrense lámparas de cartón emulando pirámides, sí, tan así de barato. Le pedimos al mozo, una con lechuga y tomate, otra sin nada. Esperamos como 30 minutos, bastante considerando que éramos la únicas 2 personas en todo el local. Finalmente traen los patys. AL PLATO. El mío, con una hojita de lechuga y una rodajita de tomate encima. El de Vivi, sólo, dando lástima sobre el plato.

Con Vivi no miramos.

-Te puedo pedir un favor? no me traes pan para los patys?, Pensé que nos ibas a traer HAMBURGUESAS...

-Como, no, ya le traigo.

Vuelve el mozo, con la panera y unas flautitas -un pito que ver con el pan de hamburguesa que le acabábamos de pedir hacía menos de 5 minutos.

Con Vivi nos miramos otra vez.

-Todo bien, chicas?

SILENCIO

-Sí, sí... -respondemos resignadas.

Nos reímos.

Fue uno de esos momentos en que pensás "¿para qué insistir?" Diga lo que diga, por alguna extraña razón, parece que el concepto de hamburguesa a este tipo le es bastante difícil de asimilar...

Y pensaba: qué sano sería tener esta actitud siempre, cuántos disgustos ahorrados. A la segunda que el mensaje no llega, resignarse. No insistir... Para qué... Es lo más sano. Resignarse y pasar a otra cosa.

Irse a un Mac Donalds.






MOVE ON

4 comentarios:

vivian dijo...

pero uno se emperra y se apega a cosas que no van más

igual

por dios! cómo vas a contar esto! ese lugar era lo menos!

porno y fugaz dijo...

vivi: las cosas que son lo menos son las mas narrables!

bebu: juaaaaaaaaaaaaa!!!!! sos lo mas gracioso!!!! te imagino con tu carita de diane keaton mirandola a vivi como si el mozo no estuviera ahi delante viendote ocn tus ojos desorbitados de incredulidad!!!

besos

Chelo Aerosol dijo...

lo bueno cuesta
lo mejor es lo mas dificil

el pan flautita es No Recomendable (sic)


momenijite

Anónimo dijo...

Genia BEBU hace rato no te lei y hoy volvi y no me puedo despegar de la pantalla.
Nico (amigo de M. Levy)